lunes, 1 de septiembre de 2014

Soy Residente.

Soy residente de hemato. Que quede constancia. He empezado con todo este infierno de vida laboral. Y, en resumidas cuentas: he vuelto. Me gustaría asegurar que no voy a volver a abandonar el blog pero, seamos serios: no prometo nada, salvo que en breves volveré a escribir por aquí y que no sé cuánto durará.
Permanezcan atentos a sus pantallas.




Van Helsing ahora es colega.

5 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Enhorabuena!!!! Se te echaba de menos!!!
    Hemato es una de mis opciones!!! :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría aconsejarte sobre si la residencia en hemato mola o no pero hasta el año que viene no tengo contacto con mi servicio así que...poco puedo decirte! De momento, no me arrepiento, lo cual no es poco ;)

      Eliminar
    2. Jajaja y yo que necesito orientación... Aún me queda (MIR 31 de enero... y pensar después)... pero la idea de hemato me lleva rondando un par de años... Y aún así dudo de por qué es una opción fuerte.. Te cuento otras de mis opciones: oncología, UCI... y no sé si alguna más... (porque hace un año no eran esas... jaja :p) En fin

      Eliminar
    3. Ups... igual lo que me gustaría saber son los motivos que te llevaron a...
      Porque yo veo que a todo el mundo le gustan cosas que a mí no... jaja y me gustan cosas que generalmente al resto de la gente no le atraen para nada... Y dudo de mí misma...

      Eliminar
  2. Por cierto... ahora sí... soy residente de hemato... Da señales!!

    ResponderEliminar